Mi pareja y yo estamos en desacuerdo en cómo educar a nuestros hijos

Ely

Ely

Coach, Entrenadora Elite Certificada y mamá de dos hermosos hijos. Trabajó por años en multinacionales, y comparte con otros padres su experiencia propia y estudios especializados.

Llegó la hora de establecer reglas para tus hijos, pero no estas alineado con tu pareja. Si te ha pasado este Podcast es para ti.

Comparte con más mamás y papás:

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

¿Acaso te ha pasado que en el momento de colocar reglas no logras estar alineado con tu pareja? Si alguna vez te ha pasado, esto es para ti. Bueno aquí hay muchos antecedentes y factores externos que pueden afectar como son la educación recibida por cada uno en sus hogares cuando fueron niños, las opiniones de los abuelos, tíos u otros familiares. Déjame contarte que los niños por lo general son manipuladores y cuando se dan cuenta que hay diferencia de opinión entre los papás, se aprovechan de esa situación.

Llegó la hora de establecer reglas para tus hijos, pero no estas alineado con tu pareja. Si te ha pasado este Podcast es para ti.

Algunos ejemplos de desacuerdos con la pareja

El primero dice A y el segundo dice B

Te voy a poner un ejemplo: imagínate que tu hijo te pide a ti mamá, que tú le des permiso de salir al parque a jugar, y la mamá en su estado protector por naturaleza le dice no: «no puedes salir porque está lloviendo y te enfermas». Resulta que él se va donde el papá y le dice: «Papá, ¿será que puedo salir al parque a jugar?», y el papá le dice: «Sí claro hijo, puedes salir.» Oh my god, ¿qué paso ahi? Entonces hubo una desalineación y es normal, es algo que pasa cotidianamente, pero entonces aquí lo importante es que ustedes entre papitos se alineen y en este caso puntual del ejemplo pueden hacer lo siguiente, pueden decirle al hijo: «¿ya hablaste con tu papá?» -El niño dice que no ha hablado con él- «Entonces vamos a hablar los dos o pregúntale y me cuentas qué te dice.»

Lo importante es que los dos al final siempre emitan el mismo concepto, el mismo resultado, la misma opinión, es normal que entre los dos tengan diferencias de pensamiento y que los dos quieran: oye a mi no me parece tan terrible que salga al parque, no me parece terrible que juegue con x juguete, entonces por eso es tan importante que entre los dos de manera previa sin que el niño esté presente y los escuche sepa de lo que ustedes están hablando se alineen, digan: «oye, mira la educación del niño, el niño ya está entrando en tal etapa vamos a conversar, yo opino de tal situación estas cosas, tú que opinas? Lleguemos a un acuerdo, entonces las respuestas a nuestros hijos en estas que sí, que no, que tal vez.

Cuando los hijos ya son adolescentes

Otro ejemplo súper evidente es cuando los niños ya son adolescentes y quieren salir a una fiesta o quieren salir con sus amigos. Buscan, por ejemplo, a la mamá y dependiendo de lo que ella diga (que claramente sea que no), entonces van y buscan al papá. Si el papá le dice que sí cuando el niño va a salir, la mamá le pregunta: «¿cómo que vas a salir?» -Pues mi papá dijo que sí-. Ahí es cuando empiezan las discordias entre parejas y no tiene porqué ser así.

Cuando la pareja está separada

Cuando las parejas ya son separadas que infortunadamente no mantuvieron una relación emocional, viven en casas aparte y el niño está un tiempo con el papá, un tiempo con la mamá, y por lo general en una casa se viven unas reglas y en la otra casa se viven otras reglas. Déjame decirte que independiente que tú ya no tengas una relación sentimental con tu pareja y ya se hayan separado, deben de seguir hablando con los hijos. Los hijos van a ser para siempre, así que van a tener la madurez de sentarse y decir: «oiga nosotros ya no nos amamos, ya no vivimos juntos, seguramente se hicieron daño mutuamente pero hoy por hoy debemos trabajar mancomunadamente en la educación de nuestros hijos». Por lo general también cuando el niño pasa más tiempo en una casa, en esa casa hay más normas, hay más reglas, hay más cosas por hacer mientras en la otra casa al pasar poco tiempo es más de diversión es de «hagamos cualquier cosa», lo que sea y está bien. Es normal. Sin embargo, en la casa donde pasa más tiempo hay reglas como tender la cama, recoger el desorden, levantar los platos de la mesa al terminar de comer, esas pequeñas reglas deben mantenerse en la otra casa aun cuando en la casa donde pasan pocos días haya más diversión o estén más relajados.

Invitación

Hoy mi invitación papitos, es que se comuniquen para que traten en la mayor medida de transmitir a sus hijos las mismas reglas, las mismas normas, los mismos alineamientos para evitar que él o ella los manipule y se aproveche de estas situaciones.

¡Los mejores deseos en este camino donde tus hijos son tu mejor proyecto!

Ely

¿Quieres el regalo que tengo para ti?

Es una guía en la que encontrarás 3 herramientas que te ayudarán a mejorar la comunicación con tus hijos sin importar su edad.

Haz click en el siguiente botón para solicitarlo

5 1 vote
Calificación
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Sigamos conectados

También te puede interesar

¿Cómo hago para que mi hijo me obedezca?

Es un tema que puede variar dependiendo de los hábitos de tus hijos, pero aquí te hago un resumen para que puedas aplicarlo sin importar la edad que tus hijos tengan.

0
Me encanta leer lo que piensas. Por favor haz click para comentar.x
()
x